Más destinos: NuevaYorkAFondo - LondresAFondo - ParisAFondo - MadridAFondo - ItaliaAfondo

Casa Milá - La pedrera

La Casa Mila, también conocido como La Pedrera, es un edificio modernista de la ciudad de Barcelona. Se ubica en el número 92 del Paseo de Gracia, en el distrito del Ensanche, específicamente en un chaflán del Paseo de Gracia con la calle Provenza. En el terreno donde se emplaza la construcción anteriormente se encontraba un chalet en la frontera entre los municipios de Barcelona y de Gracia, antes de que se anexara esta villa. La zona se ubica en pleno Ensanche de Barcelona, proyectado con un sistema reticular de manzanas de viviendas con los ángulos recortados.

La casa data desde el año 1905, cuando el matrimonio Pere Milà i Camps y Roser Segimon i Artells adquiere el chalet y encarga la construcción al arquitecto Antoni Gaudi. El proyecto del propietario era construir un edificio de grandes dimensiones, con el primer piso destinado a la vivienda familiar, la planta baja a locales comerciales y los pisos superiores a alquiler. Luego de varios retrasos debido a que las dimensiones del edificio superaban las permitidas por el ayuntamiento y a que la relación entre Milá y Gaudi se enfrió. Gaudi certificó el final de las obras en 1912.

Patio interior de La Pedrera

El edificio cuenta con seis pisos alrededor de dos patios internos más un desván, un sotano y la azotea. La estructura está hecha como dos edificios juntos e independientes, con entradas separadas y su propio patio que se comunican entre si a través de la planta baja. En el sótano hay una garage con un gran pilar de hierro de donde salen muchas vigas de hierro que sostienen el patio circular, ubicado inmediatamente arriba. La fachada es solo de revestimiento, compuesta por ondas que imitan el oleaje del mar. Está realizada en piedra calcárea, excepto la parte superior realizada en azulejos blancos como si fuera una montaña nevada. Los balcones son de hierro forjado que simulan plantas trepadoras e incluso las baldosas de la calle son de diseño. En la azotea están las salidas de escalera rematadas con la cruz gaudiniana de cuatro brazos, chimeneas recubiertas de fragmentos de cerámica, con la apariencia de cabezas de guerreros protegidas por yelmos. La casa tiene mucho símbolo religioso en la cornisa superior, de forma ondulada, tiene esculpidos capullos de rosa con inscripciones del Ave María en latín. En lo que respecta al interior de la vivienda, Gaudi diseñó todos los pisos de manera de que se adaptaran a las necesidades de sus habitantes. La vivienda principal destinada a la familia tiene 123 metros cuadrados, se puede acceder desde el Paseo de Gracia y por la calle Provenza, a través de ascensor o de dos escalinatas que parten del vestíbulo de entrada. La decoración de esta vivienda cuenta con muebles diseñados especialmente. Los cielos rasos y las molduras están elaborados en yeso con varios diseños abstractos o de inspiración naturalista. Las viviendas destinadas a alquiler, fueron diseñadas con los salones y habitaciones hacia la calle, mientras que los servicios dan hacia el patio interior.

Estructura peculiar de la Casa Milá

Podemos acceder a la Pedrera o Casa Milá en la Calle Provença número 261 al 265 de Barcelona. Es posible acceder con facilidad mediante transporte público, por una parte podemos llegar haciendo uso de los autobuses 7, 16, 17, 22, 24 o 28, por otra parte disponemos de las líneas de metro, tanto la línea 3 como la 5, bajándonos en la estación de Diagonal. Para visitar este edificio por dentro, tenemos que tener en cuenta que permanecerá abierto de 9:00 a 18:00 de noviembre a febrero y su horario se amplía hasta las 20:00 los meses de marzo a octubre. El precio de la entrada general para un adulto es de 20,50 €, aunque podemos encontrar algunos descuentos para estudiantes, niños o jubilados.