Más destinos: NuevaYorkAFondo - LondresAFondo - ParisAFondo - MadridAFondo - ItaliaAfondo

Museo de Arte Contemporáneo

El Museo de Arte Contemporáneo de la ciudad de Barcelona, MACBA, se inauguró en 1995 y cuenta con una impresionante colección de obras de la segunda mitad del siglo XX aunque también se hacen exposiciones temporales a lo largo del año. Se encuentra en la Plaza de los Ángeles, en el bario de El Raval, una de las zonas más céntricas y turísticas de Barcelona. A finales de la década de los 50 ya se habló de la necesidad de un museo con estas características en Barcelona y fue el crítico de arte Alexandre Cirici Pellicer quien intentó impulsar esta propuesta. Años después, junto con Cesáreo Rodriguez, fue recopilando una colección para empezar esta iniciativa. Pero no fue décadas más tarde hasta que el arquitecto Richard Meier llevó a cabo el sueño de Cirici y diseñó este gran proyecto en la Ciudad Condal.

El Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona tiene como principal objetico transmitir a los habitantes y turistas de la ciudad una muestra de las obras de arte más importantes de los últimos tiempos. Tiene una dimensión de más de 14 mil metros cuadrados repartidos en varias plantas e iluminados correctamente de forma natural por su exclusivo diseño que permite que tenga una arquitectura amiga del medio ambiente. El museo no es un moderno por las obras de arte que alberga, sino por su diseño arquitectónico. Está pensado para facilitar el acceso a personas con diferentes deficiencias, ya que por ejemplo se hacen visitas en lenguaje de signos una vez al mes, las zonas de paso están pensadas para visitantes en sillas de ruedas y también hay recorridos pensados para personas con dificultades visuales.

Abre todos los días de la semana, excepto martes; entre semana de 11h a 19,30h, sábados de 10h a 20h y domingos por en horario matinal del 10h a 15h. El precio de la entrada está entre los 7 y los 9 euros, ya que dispone de descuentos o entradas conjuntas con otros museos. Está perfectamente comunicado con línea de metro, autobús y tren, y además cuenta con parada de bicicleta urbana y un parking cercano para vehículos. Además de aseos, el museo dispone de un servicio de guardarropa ya que no está permitida la entrada con bolsos y mochilas de gran tamaño.