Más destinos: NuevaYorkAFondo - LondresAFondo - ParisAFondo - MadridAFondo - ItaliaAfondo

El Raval

Uno de los barrios más conocidos de Barcelona y que se encuentra en una de las zonas más céntricas de la ciudad, es el barrio de El Raval, ubicado en el distrito de Ciutat Vella. En él se puede encontrar todo tipo de comercios, ya que además la presencia de otras culturas en el barrio se ha ido acrecentando. Tiene todo tipo de bares y restaurantes, así como una gran variedad de alojamientos. Es un barrio donde podemos encontrar muchos de los monumentos más destacados de la ciudad. Los amantes del arte podrán disfrutar en esta zona de dos de los espacios culturales más importantes de Barcelona, el Centro de Cultura Contemporánea y el Museo de Arte Contemporáneo de la ciudad. Una zona estupenda de no perderte dos de los mejores lugares relacionados con el arte y la cultura sin hacer grandes desplazamientos.

Una de las zonas más conocidas y en la que podemos observar, oler y degustar todo tipo de productos es en el Mercado de la Boquería. Sus más de 300 puestos muestran a los habitantes y turistas una oferta colorida de fruta, chucherías y verdura, entre muchos más. Lo caracteriza por ser un mercado municipal donde comprar una gran variedad de productos frescos. Está ubicado en la Rambla y además de ser el comercio más destacado de Barcelona, se ha convertido en uno de los atractivos turísticos de la ciudad. En El Raval podemos encontrar monumentos históricos como la Iglesia de San Agustín o la Iglesia de San Pablo del Campo. Ésta última es una de las construcciones románicas mejor conservadas y su claustro data del siglo XIII. La Iglesia de San Agustín ha sufrido varias modificaciones a lo largo de los años, debido a incendios, reformas y otros incidentes que han hecho que hoy en día sea una de las pocas que tienen una fachada barroca dentro de la ciudad.

Ha sido un barrio muy variopinto, ya que por ejemplo se le ha conocido también como el Barrio Chino. Además, una de sus calles más conocidas es la de la Cera, ya que años atrás se colocaban miles de velas para la virgen y de este modo librarse de coger la peste. Fue muy importante esta zona que de ahí surgió la conocida ‘rumba catalana’.